Indignante

Denuncian al ex intendente de San Lorenzo por llevarse hasta los reflectores del complejo municipal

También se llevó la bomba de agua la pileta, además de deber 6 millones de pesos y cuatro cheques diferidos por 200 mil pesos.

A menos de una semana, el intendente de San Lorenzo, Manuel Saravia, no para de sorprenderse por las irregularidades que encuentra en el municipio, las cuales denunció pero continúan sin ser investigadas en la Justicia.

Saravia detalló que el primer delito a denunciar en la gestión de Ernesto “Kila” Gonza, fue que se excedieron en los gastos previstos para el presupuesto vigente, no rindió la tercera ejecución presupuestaria de este año y tampoco el período hasta la fecha de corte.

“Se entregó de forma totalmente discrecional los recursos”, lamentó y entre los faltantes, nombró bienes materiales, hierros, luminaria pública, grifería y tres mil chapas de las cuales se desconocen los destinos, entre otros.

En esta línea, relató lo que sucedió el 9 de diciembre cuando el secretario de obras públicas ordenó retirar los reflectores del complejo municipal Los Ceibos para llevárselos.

También, aseveró que se llevaron la bomba de la pileta logrando peligrar las actividades de verano.

A raíz de ello, señaló que están trabajando con la auditoría interna para realizar denuncias de irregularidades y así presentarse como querellantes en la causa.

Saravia aseguró no saber qué planta de personal tiene y detalló que hay empleados de planta permanente y 66 incorporados a fines de noviembre, “contratados” y otros arreglos “de palabra” dicen tener una labor en el municipio pero no cuentan con un papel de valor legal.

“Hay gente que se les pagaba sin ningún instrumento”, dijo el jefe comunal y reveló que el 10 de diciembre cuando asumía, muchas personas se acercaron al edificio a “cobrar” a la gestión anterior y reclamaban.

Por otro lado, al referirse a las deudas, confirmó que deben 6 millones de pesos y cuatro cheques diferidos por 200 mil pesos.

Finalmente, especificó que debe pagar un cheque diferido por la compra de carne para comedores por 120 mil pesos a pesar de que no concurren tantos niños.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: FM Profesional