Policiales

De terror: Se registraron dos homicidios en Salta este fin de semana

Una de las víctimas vivía en barrio Norte Grande y el otro en Colonia Santa Rosa. Sus familias exigen justicia.

Elvis Leonel Pérez, de 19 años, fue ultimado de una cuchillada en el pecho, ayer a las 6 en cercanías a la avenida principal de la barriada, donde se ubica una base de Infantería de la Policía de Salta.

Por otra parte, en Colonia Santa Rosa, un joven de 18 años murió tras recibir un disparo con perdigones en el tórax, en medio de un enfrentamiento entre dos grupos: uno del barrio Loteo Reyes, donde ocurrió el hecho y otro del barrio 20 de Junio. Con estos dos crímenes, hubo cinco homicidios en los últimos cuatro días en Salta

«Mi hijo acompañaba a una amiga a la parada de colectivos, sobre la avenida Felipe Varela. Cuando volvía a casa, un tipo lo agarró y el otro lo golpeó, le pegó un puntazo y después lo patearon. El problema es que los chicos del fondo del barrio no pueden pasar por el pasaje de adelante para ir a la parada porque los muchachos de la barra «La mayor» están siempre ahí. Se pipean todos, se juntan y agreden a cualquiera que pasa», manifestó a El Tribuno Sergio Orlando Pérez, padre de la víctima en Norte Grande.

«Cuando yo fui a buscar a mi hijo todavía estaba con vida, tirado. Esperamos 30, 40 minutos hasta que llegó la ambulancia y lo llevaron al San Bernardo. Entró inconsciente en el quirófano. Esperábamos una noticia alentadora pero salió un médico y me dijo que había fallecido porque el puntazo había sido en el corazón», agregó. El joven murió por un traumatismo penetrante en tórax con una lesión grave cardíaca.

En tanto, el otro homicidio tuvo lugar en el barrio Loteo Reyes de la localidad de Colonia Santa Rosa.

Un joven de 18 años recibió una herida de arma de fuego en la zona del tórax que le provocó la muerte. Según informaron fuentes policiales, la víctima había ingresado por sus propios medios al nosocomio local y murió mientras era trasladado al hospital San Vicente de Paul de Orán.

Por el hecho fueron demorados tres jóvenes de 16, 18 y 23 años, quienes se encuentran a disposición de la Justicia. Según la versión policial, a los sospechosos se les secuestraron elementos de prueba que los involucrarían en el sangriento episodio.

Fuente de la Información: El Tribuno y Prensa de la Policía