Virales

¿Cuál es el animal más resistente del mundo?

El oso de agua tiene una capacidad increíble para sobrevivir en sequías y otras condiciones medioambientales extremas.

Decimos que los humanos resilientes son de “buena madera”.

Pero ninguna persona podría compararse con los tardígrados, unos diminutos invertebrados que viven en el agua y están considerados los animales más resistentes de la Tierra

Los chiquitines –conocidos por los sobrenombres de oso de agua o cerdito del musgo- no solo son recios, también soportan temperaturas de congelación, largos periodos de sequía y altas dosis de radiación, y son los únicos animales conocidos que han sobrevivido el vacío del espacio exterior.

Esto hizo que nos preguntáramos ¿De qué están hechos esos titanes microscópicos?

Como todo cuanto se refiere al tardígrado, la respuesta es sorprendente.

 

De todo un poco

Un nuevo estudio revela que los tardígrados tienen una cantidad tremenda de ADN exógeno: 17.5 por ciento.

Un equipo secuenció el genoma de una especie, Hypsibius dujardini, para “entender cómo es que algunos animales sobreviven en condiciones tan extremas”, dijo en un correo el coautor Bob Goldstein, biólogo de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

Hallaron que el genoma de H. dujardini contiene material de varios reinos de organismos completamente distintos, mayormente bacteriano (16 por ciento), pero también de hongos (0.7 por ciento), plantas (0.5 por ciento), arqueas (0.1 por ciento) e incluso de virus (0.1 por ciento).

“Nunca esperamos encontrar que un genoma animal estuviera tan plagado de genes exógenos”, dijo Goldstein, cuyo estudio fue publicado el 23 de noviembre en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

El tardígrado adquiere el ADN exógeno mediante un proceso llamado transferencia genética horizontal, por el cual el material genético se transfiere directamente entre organismos en vez de pasar de los progenitores a la descendencia.

El descubrimiento de otro ADN en el tardígrado es “muy peculiar”, dice el coautor Thomas Boothby, también biólogo de la Universidad de Carolina del Norte.

“Muchos animales tienen un pequeño grado de transferencia genética horizontal, incluidos los humanos”, agrega Boothby. “Pero nada aproximado a la proporción [casi un sexto de los genes] que se observa en el genoma del tardígrado”.

“Esto nos dice que, en vez de pensar en un árbol de la vida, debemos empezar a considerar una red de vida, donde el material de una rama, por ejemplo, la rama bacteriana, puede cruzar a la rama animal”.

 

Pásalo

Entonces, ¿cómo recibe el tardígrado su ADN exógeno? Tal vez tenga que ver con una de sus destrezas de supervivencia: la capacidad de secarse por completo en condiciones de sequía, y luego rehidratarse.

Cuando una célula se seca, su ADN se rompe en fragmentos, y la membrana celular “se vuelve permeable temporalmente mientras se rehidrata”, informa Boothby.

Esto permite que moléculas grandes –como proteínas y fragmentos de ADN exógeno- entren y salgan de la célula, después de lo cual el ADN fragmentado se repara.

“Inferimos que, mientras se repara el genoma roto del tardígrado, hilvana también algunos fragmentos exógenos”.

Otro factor que explica la persistencia del ADN exógeno es que algunos tardígrados se reproducen asexualmente, como los individuos usados en el estudio.

Todos los animales del estudio son “hijas de un tardígrado hembra obtenido hace más de 20 años en un estanque de Inglaterra” y “en esencia, se clonan cada vez que se reproducen”, informa Boothby.

La auto-clonación estabiliza los genes exógenos, pues cada animal tiene dos copias de los genes y no recibe contribuciones de un segundo progenitor que carezca de dichos genes.

 

Importaciones extranjeras

“Sospechamos que la capacidad de los tardígrados para sobrevivir en condiciones extremas podría deberse a los genes exógenos mejorados”, agrega Boothby.

Por ejemplo, dice, algunos de los genes adquiridos influyen en la tolerancia al estrés, lo cual puede haber mejorado la capacidad de los tardígrados para sobrevivir en sequías.

Nada como las importaciones para enriquecer una colección de por sí estupenda.

Autor: Liz Langley

Fuente: NATGEO

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com