Tomá nota

Cómo hacer para no sumar kilos en las fiestas

Nochebuena, Navidad, Año Nuevo y Reyes pueden dejarnos grasa corporal y visceral extra para el verano.

Despedir el año entre amigos, compañeros de trabajo, de estudios y la familia, nos expone a una serie de mesas con bocados y platos tentadores que en un cerrar y abrir de ojos nos puede sumar entre tres y cinco kilos, según los expertos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO). Es que unas cuantas semanas de malos hábitos alimenticios, acompañados por sedentarismo o disminución de la actividad física, puede agregarnos grasa corporal y visceral.

1. No saltees comidas para compensar

Nada justifica que te des un atracón por no haber desayunado o almorzado. Justamente es lo que hay que evitar: «Para no llegar con un hambre voraz a estas cenas, lo más recomendable, es realizar las cuatro comidas habituales», nos remarca Daniela Natale (MN 7424), nutricionista especializada en obesidad y agrega que si queremos controlar la ingesta de alimentos,es clave hacer una pausa en la mesa: levantarnos, hacer otra actividad, charlar con alguien,por ejemplo.

2. Optá por tragos sin alcohol

Para brindar o acompañar, el alcohol suele estar en las fiestas, como en cualquier otra celebración, pero hay que tener en cuenta la importancia de intercalar con agua. También hay cada vez más opciones de cócteles sin alcohol. «La combinación de vinos y cerveza con comida puede generar inflamación, malestar gástrico, o perder la cuenta de cuánto se está comiendo», resume la licenciada María José Villanueva (MN 9327). Hay que tener en presente que el alcohol son calorías vacías y facilita el aumento de nuestros depósitos de grasa.

3. Llevá comida casera para compartir

Es una forma de planificar la mesa, con productos frescos y nutritivos: «Llevar preparaciones para complementar la mesa familiar es una forma de saber qué estamos comiendo», nos dice la nutricionista Florencia Brunello (MN 8779) . «Al ser casero sabemos perfectamente cómo lo preparamos, esto no quiere decir que tengamos prohibidas las otras opciones», aclara. No significa privarse de aquello que nos genera placer: «Siempre hacerlo de forma medida, no es necesario arrasar con la mesa navideña, podemos disfrutar de todas las propuestas en su justa medida», sugiere Agustina Murcho (MN 7888) licenciada en nutrición, y agrega que se puede disfrutar y elegir preparaciones que no se comen a diario pero la clave está en el equilibrio

4. Sumá frutas a la hora del postre

Además de turrones, pan dulce, garrapiñadas, podemos armar una fuente con frutas cortadas como el melón, sandía y ananá que son súper refrescantes, por ejemplo. Tené en cuenta que una porción de fruta equivale a unos 50 gramos de cualquier turrón. Tanto las frutas de temporada como las tropicales pueden formar parte de los postres más saludables y originales.

5. Aumentá el gasto energético

Sin abusar en los días de altas temperaturas, aprovechá para hacer las compras caminando y no dejes de cumplir tu rutina diaria. Para no fallar es recomendable organizar la agenda para seguir dedicándole tiempo a realizar actividad física

Otras recomendaciones sugieren controlar el nivel de sal de las comidas. También servirte las porciones en tu plato de manera de visualizar la cantidad que estás comiendo. Si sos diabético, es conveniente llevar un control más estricto de los niveles de glucosa en sangre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: TN