¡Atención papis!

Cómo evitar que el peso de la mochila escolar cause daños

Uno de los problemas de salud más comunes en la espalda de los jóvenes es la escoliosis, que es la alteración en la forma de la columna.

Un peso excesivo puede ocasionar problemas en la salud en los chicos, como deformaciones en la columna, malas posturas al caminar y otros trastornos del sistema músculo esquelético. Claro que no afecta a todos por igual. Los que practican algún tipo de deporte tienen una mayor capacidad muscular y son más resistentes que los nenes que pasan demasiado tiempo sentados o jugando a los videojuegos.

En caso de llevar la mochila al hombro, especialistas recomiendan que el peso no supere el 10 a 15% del peso corporal, de acuerdo a la edad, constitución y estado físico de cada uno. Lo ideal es regular la carga haciendo foco en llevar lo indispensable y nada más. Otra opción es cambiar las mochilas con tiras por las mochilas con ruedas que reducen las consecuencias a largo plazo.

Uno de los problemas de salud más comunes en la espalda de los jóvenes es la escoliosis, que es la alteración en la forma de la columna.

“El crecimiento alterado de la columna puede traer severas consecuencias. Lo típico de estas escoliosis es que no tengan dolor, por lo que se detectan prestando atención a la postura y la forma de desarrollo de los adolescentes. Si los padres o maestros observan que un chico tiene, por ejemplo, un hombro más alto que el otro o permanece con posturas alteradas es tiempo de consultar al traumatólogo”.

-El tiempo óptimo para llevar la mochila es de 15 minutos.

-Usar ambas correas, para evitar sobrecargar uno de los hombros. Esto reparte equitativamente el peso.

-La mochila ideal es aquella que descansa y se adapta a la curva de las vértebras dorsales y termina por encima de la zona lumbar unos 5 cm, evitando cargar dicha zona.

-Es importante llevar en la mochila solo lo necesario para cada día.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: TN