Espectáculos

Cómo entrenan los «superheroes» de Hollywood

Antes de convertirse en los ídolos de los cómics, estos grandes actores tuvieron que exigir su cuerpo al máximo. Detalles de las duras rutinas fitness y las estrictas dietas para lucir impecables en la pantalla grande

Enfundarse el traje para encarnar a cada uno de los héroes no es una tarea sencilla. Iconos de varias generaciones, protagonistas principales de los ‘tanques’ hipertaquilleros, deben prepararse duramente para estar a la altura. Además de la necesidad de demostrar los dotes actoriles que representen fielmente al personaje, se les exige un estado físico óptimo que concuerde con las figuras de los cómics.

Cuerpos tonificados, músculos bien definidos, siluetas envidiables caracterizan a los superhéroes. Las populares estrellas de Hollywood convocadas para interpretarlos cumplen con los requisitos a la perfección. En cada aparición en la pantalla grande deslumbran y la duda recrudece: ¿cómo hacen para lucir así? Gran parte del secreto está en un duro entrenamiento acompañado de una estricta dieta.

Con la recientemente estrenada Logan, el actor australiano se despide del héroe que marcó su carrera. Se puso en la piel del salvaje Wolverine durante 17 años. Desde aquel primer film de los X-Men a esta parte el progreso en su aspecto físico es notable. Para a los 47 años lucir cada vez más fibroso tuvo que pasar por horas y horas de gimnasio, mientras seguía una dieta a base verduras, frutas, pescado, pollo y sin productos procesados. Comía cada dos horas y media.

Bajo la tutela del especialista David Kingsbury, su rutina diaria incluye 90 minutos de funtional training, intentando involucrar el mayor número de músculos en cada movimiento del ejercicio. La comunión de la dupla comenzó cuatro meses antes del inicio del rodaje de The Wolverine, luego de que para Los Miserabes, Jackman debió bajar significativamente de peso.

Trabajó durante quince meses para conseguir la musculatura del hombre murciélago. Su preparador físico es Walter Norton Jr., quien lo somete a un entrenamiento militar con ejercicios de cardio y fuerza donde las sentadillas, las flexiones, las tablas de resistencia y las clases de artes marciales eran las principales modalidades. Su modelo a seguir es el luchador de la UFC, el irlandés Conor McGregor.

Llegando hasta las dos horas y media por jornada, normalmente se ejercitaba seis días seguidos, con un intervalo de dos de descanso, por lo que debió aumentar considerablemente la cantidad de calorías consumidas: 250 gramos de proteínas al día. En su menú alimenticio no faltan claras de huevo, avena, pollo, almendras, nueves, espinacas o brócoli.

Cuando Gal Gadot fue designada para representar a Wonder Woman muchos fans lanzaron el grito al aire por considerarla poca apropiada. Es que con su esbelta figura la actriz israelí se emparentaba más con una modelo que con una guerrera amazona. Sin embargo, cuando tras aparecer en Batman v Superman: Dawn of Justice revirtió las críticas para cosechar más y más elogios.

Para interpretar a Diana Prince se ejercita muy duramente. Practica distintas disciplinas: TRX, pilares, entrenamiento de fuerza con pesas. Su deporte favorito, el boxeo. «Es ideal para mejorar los reflejos, aumentar la velocidad y, por supuesto, la fuerza», dijo la actriz. Come sano, pero no deja de lado lasa tentaciones: «Me aseguro de llevar un equilibrio y bebo mucha, mucha agua».

Trabaja bajo las órdenes del entrenador Simon Waterson, el mismo que preparó a Jake Gyllenhaal para el El príncipe de Persia y a Daniel Craig para James Bond. Localizando la práctica en una zona específica en cada uno de los seis días a la semana (solo descansaba los domingos) aumentó casi 10 kilos de pura masa muscular. Además, el Capitán América redujo hasta un 5 por ciento de grasa corporal. Todo en tres meses.

«Fue lo peor de mi transformación. Estaba constantemente ingiriendo comida, era horrible. Llegas a ese punto en el que quieres parar, pero tienes que seguir comiendo para intentar ganar más músculo», comentó. A base de nueces y frutos rojos, tomaba suplementos de aminoácidos e ingería dos gramos de proteína, tanto vegetales como animales, por cada kilo de peso corporal con complementos alimenticios, como el suero de leche, para recuperar las articulaciones.

Aunque el rol de protagonistas principales en Captain America: Civil War fueron de Chris Evans (Capitán América) y Robert Downey Jr. (Ironman), la aparición de Tom Holland fue la más esperada. La llegada de Spiderman -Hombre Araña, para quienes lo prefieran- al Universo Cinematográfico de Marvel generó gran expectativa en los fanáticos. Por ello, el joven actor (20 años) sabía que no podía defraudar y se preparó especialmente.

Con exigentes circuitos usando la training mask (la máscara que simula la respiración en la altura) y practicando boxeo, el británico incrementó su físico. De por sí Holland osa de mucha agilidad, lo que le permite en varias escenas prescindir de un doble. En sus redes sube imágenes y videos en los que se lo ve realizando diferentes saltos, practicando escaladas y varios tipos de acrobacias acordes a las habilidades ocultas de Peter Paker.

El entrenamiento del actor que interpreta a Superman estuvo a cargo de Mark Twight, director de Gym Jones. El mismo profesional lo preparó para 300 (2007), Man of Steel (2013) y Batman v Superman: Dawn of Justice (2016). La rutina para llegar a tono al primer día de grabación comienza seis meses antes, practicando dos horas y media en cuatro días a la semana, con el miércoles y el fin de semana libre. Para sostener el ritmo, duplicó la ingesta diaria de calorías, basadas en proteínas y carbohidratos para tener energía.

«Hubo una gran cantidad de entrenamientos funcionales. Pesas, kettlebells, levantamientos olímpicos; diferentes tipos de sentadillas, ejercicios varios con la bolsa de arena, tirar desde un trineo. Como queríamos entrenar al cuerpo completo hicimos trabajos complementarios, como mancuernas, potencia, peso muerto y flexiones de todo tipo. Mucho de esto se realiza en dos partes, con una rutina 100 repeticiones que duraban cerca de dos horas», dijo a la revista Train.

Fuente: InfoBae