Internacional

Comenzaron las elecciones para elegir presidente en Venezuela

Las elecciones presidenciales en Venezuela comenzaron hoy a las 6 hora local (las 7 en Argentina) con la apertura de los más de 14.000 centros de votación en los que poco más de 20 millones de venezolanos están habilitados para sufragar, y en la primera hora el 80 % de las 34.143 mesas electorales ya estaban operativas.
Así lo confirmó la titular del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Tibisay Lucena.
«A esta hora podemos decir que estamos ya en el 80 % de promedio nacional en todo el país de las mesas constituidas», dijo Lucena al canal estatal VTV cerca de las 7 hora local.
La presidente del CNE explicó que la cifra varía según el estado y que mientras en algunas regiones ya superaban el 95 % de apertura de las mesas de votación, en otras entidades federales apenas se había alcanzado un promedio de 50 % de apertura en la primera hora de la jornada.
«Estamos muy contentos» pues «hemos visto que hay una participación muy grande», destacó citada por la agencia de noticias EFE.

Los comicios en los que aparece como segura la victoria del actual mandatario Nicolás Maduro para gobernar hasta 2025 están atravesados por la incertidumbre acerca de cuántos votos reunirá el líder chavista para legitimar su reelección y cuál será el nivel de abstención al que llamó la mayoría de los partidos de la oposición por considerar que el proceso electoral es fraudulento.
Lucena sostuvo que los más de 150 acompañantes internacionales, entre ellos el ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, «están recorriendo los centros de votación» desde antes de que se iniciara la jornada electoral, y que estos invitados «están desplegados en los estados y en el Distrito Capital».
Además, subrayó que el CNE cuenta con un sistema electoral «error cero» que está «blindado».

Llamamiento a votar

La funcionaria hizo un llamamiento a los ciudadanos a acudir a las urnas y les recordó que el voto es un derecho y que también es una «responsabilidad de todos participar en las decisiones» del país petrolero.
En estas elecciones que fueron rechazadas por gran parte de la comunidad internacional, Maduro confrontará con tres rivales de fuerzas menores que evaluaron que no convenía dejarle todo el escenario electoral al oficialismo.
El ex militar y ex gobernador Henri Falcón, candidato de Avanzada Progresista, una sector de Copei y el MAS; el ex pastor Javier Bertucci, postulado por Esperanza para el Cambio; y el ingeniero Reinaldo Quijada, de Poder Popular 89, serán quienes buscarán imponerse a Maduro o, al menos, ocupar el lugar de una opción electoral válida.

Los comicios se dan en medio de una severa crisis socio-económica, que el Gobierno de Maduro atribuye a una “guerra” de empresarios y de Estados Unidos que generó un importante éxodo de ciudadanos a otros países de la región.
En el Distrito Capital sólo se realizará la elección presidencial, mientras que en las regiones se votará por el presidente y por los consejos legislativos de cada estado. Además, en los estados de Amazonas, Anzoátegui, Apure, Bolívar, Delta Amacuro, Monagas, Sucre y Zulia también se elegirá un representante por la comunidad indígena.
Las 34.143 mesas electorales estarán abiertas hasta las 18 hora local según informó el Consejo Nacional Electoral (CNE) en el que será el vigésimo cuatro proceso electoral que se desarrolla en el país caribeño en los últimos 19 años.

Falcón aboga a votar para salvar Venezuela

El candidato presidencial por el partido Avanzada Progresista (AP), Henri Falcón, llamó hoy a todos los venezolanos a acudir a las urnas con la decisión de «hacer historia y salvar a Venezuela» en los comicios que se celebran en el país caribeño.
«Llegó el día de hacer historia y salvar a #Venezuela. Vamos a materializar nuestro compromiso con la mayoría, con la democracia y el futuro. Salgamos a votar con conciencia, con la mano en el corazón y la mente puesta en el país que soñamos #20M», escribió hoy Falcón en su cuenta de Twitter.
El ex militar y ex gobernador, candidato de Avanzada Progresista, una sector de Copei y el MAS; es uno de los tres contrincantes del presidente Nicolás Maduro, favorito para lograr su reelección hasta 2025 en los comicios de hoy, vigésimo cuatro proceso electoral que se desarrolla en Venezuela en los últimos 19 años.
Falcón, al igual que el ex pastor Javier Bertucci, postulado por Esperanza para el Cambio; y el ingeniero Reinaldo Quijada, de Poder Popular 89, es uno de los tres dirigentes que desafiaron el llamado a la abstención de la mayoría de las fuerzas opositoras, que consideran fraudulentos los comicios.

Gobernador de Lara

De los tres, Falcón es quien tiene mayor proyección política. Militar retirado y abogado de 56 años, se sumó sin dudas al proyecto de Hugo Chávez en su primeros años, participó de la redacción de la Constitución de 1999 y acompañó al entonces presidente con mucha lealtad hasta 2010, cuando consideró que «comenzó una desviación muy acentuada», según contó durante la campaña a la cadena de noticias BBC.
Pese a haber abandonado el chavismo, Falcón logró ser reelecto como gobernador del estado de Lara, lo que otorgó un halo superador de la creciente polarización política que ya dominaba al país.
Por esta misma razón, el líder opositor Henrique Capriles lo convocó en 2013 para dirigir su campaña presidencial contra el entonces canciller Maduro, poco después de la muerte de Chávez.
Capriles perdió por muy poco, pero para Falcón fue la puerta de entrada al antichavismo.
Años después, terminaría de lavar su pasado chavista al ingresar a la principal alianza opositora, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la misma fuerza de la que se fue de un portazo en febrero pasado cuando decidió presentarse como candidato presidencial, pese al boicot electoral anunciado por la coalición.
El Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano dispuso para los comicios de hoy 14.638 centros en todo el territorio nacional con 34.143 mesas electorales.
Más de 150 representantes extranjeros observarán estas elecciones que se celebran pese a los llamamientos de varios países como Estados Unidos o la Unión Europea (UE) para que se suspendieran al señalar que no existen las condiciones para que la jornada sea transparente.