Indignación y bronca

Colectivo turístico se metió por pleno centro y rompió toda la vereda

“Nadie me avisó que no podía pasar por ahí”, dijo el chofer a pesar de la señalética y carteles de tránsito. Una fila de autos estancados por el incidente. ¿Quién paga el arreglo de la calle? Todos nosotros.

A pesar que está prohibida la circulación de estas unidades de transporte por el microcentro salteño, esta situación es una constante que se repite todos los días, generando un tremendo caos y desorden vehicular, tan justo en horas pico. Lamentablemente, los choferes y las empresas hacen lo que quieren.

Pasado el mediodía, un colectivo de gran porte de la empresa El Palmar, quedó estancado en calle España y Zuviría, intentando doblar en la esquina. Por esta situación hubo una fila de vehículos detenidos entorpeciendo el tránsito salteño.

En el lugar estuvo presente el concejal Alberto Castillo indignado, quien manifestó que estos colectivos van a terminar destruyendo todo. “Hable con el inspector y me dijeron que no tienen personal”, dijo.

A su vez, esta unidad de transporte cuando pudo finalizar la maniobra, terminó avanzando rompiendo una bola de metal, la cual quedó destruida. Uno de los choferes intentó defenderse y argumentó que “nadie le avisó que no podía pasar por ahí”, a pesar de la señalética y carteles de tránsito que hay en cada esquina.

En todas las ciudades del país, en calles centrales, estos transportes ni siquiera tienen permitido el ingreso. En el momento que el inspector de tránsito estaba labrando la infracción, el encargado del transporte se mostró ofuscando, maltratando y hasta agrediendo a los periodistas que se encontraban en el lugar.


Fuente: DNI Salta

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com