Fiestas patronales

Cerrillos honra desde hace 227 años a San José

La festividad central será el domingo 24 del corriente. Este año las actividades se realizan bajo el lema “San José, protege la vida, ayúdanos a vivir en paz”.

La comunidad católica de Cerrillos honra a su santo patrono, San José. El rezo de la novena arrancó el viernes último y se extenderá hasta el 23 del corriente. La festividad central será el domingo 24. De acuerdo a la agenda litúrgica, la misa central será a las 10 y a las 11 dará inicio la procesión con la sagrada imagen y el acompañamiento de misachicos, instituciones parroquiales y delegaciones de todas las instituciones de la localidad. Al mediodía será el turno del tradicional desfile gaucho, instituciones educativas, academias de danzas, entre otras entidades. En la oportunidad, el sacerdote Edgardo Correa realizará la bendición de maquinarias agrícolas y de trabajo en general. La actividades que este año se llevan acabo bajo el lema “San José, protege la vida, ayúdanos a vivir en paz”, cerrarán a las 20 con una misa de acción de gracias.
Como todos los años, la imagen de San José en su advocación de patrono de la Iglesia Universal fue ornamentada por el grupo de colaboradoras y colaboradores de la parroquia local. Cerrillos comparte devoción por San José, patrono de la Iglesia Universal, junto a la ciudad de Metán y Cachi.

Antigua iglesia de Cerrillos

El patrocinio de San José comenzó a celebrarse en “Los Cerrillos”, hace aproximadamente 227 años, cuando don José Iradis levantó en un predio de su propiedad la primera capilla para honrarlo. Al morir, dejó a favor de San José una fracción de su inmueble donde comenzó a crecer el pueblo que originalmente se llamó San José de los Cerrillos, denominación que dejó de usarse por décadas, hasta que hace algunos años renació con fuerza hasta oficializarse.
Tiempo después se erigió un nuevo templo, y en 1816, frente a este, los ejércitos de los generales Martín Güemes y José Rondeau firmaron el Pacto de Paz que posibilitó la declaración de la independencia por parte del Congreso de Tucumán.
En 1844, un terremoto afectó al segundo oratorio de San José, que fue demolido a mediados del siglo XIX. Posteriormente, el presbítero Serapio Gallegos levantó con la ayuda de los franciscanos, un nuevo templo en honor a San José, edificio que a mediado de los 80, en el siglo XX, a causa del deterioro de su estructura y del derrumbe de una de sus partes fue reemplazado por la actual iglesia.

Fuente: El Tribuno

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com