Impresentables

Cayeron dos lacras salteñas que prostituían a menores de 15 años

Los acusados tienen 44 y 28 años y les imputaron los delitos de abuso sexual calificado y promoción de la prostitución agravada por la recepción de pagos, por el vínculo, la convivencia y la minoridad de las víctimas. Se trata de cargos con penas que llegan hasta los 15 años de prisión.

La investigación del caso es llevada adelante por el fiscal penal 1, Federico Obeid, de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, quien actuó a partir de denuncias radicadas por las madres de dos menores de 14 años, una de las cuales tiene vínculo familiar con el principal acusado, identificado como Jorge Guaymás, de 44 años.

Las denuncias, según lo informado desde la fiscalía, se circunscriben a hechos ocurridos en barrio San Rafael, de la localidad de Rosario de Lerma. No obstante, el fiscal señaló que el hilo investigativo surgió de actuaciones administrativas y una exposición policial que realizaron autoridades de una escuela de esa ciudad, a donde asiste una de las víctimas.

A partir de ello, policías de la Comisaría 14 de Rosario de Lerma, llevaron adelante una serie de pesquisas, las que permitieron no sólo establecer sospechas en torno a una alumna de ese establecimiento, cuya madre radicó la denuncia correspondiente luego de que la adolescente revelara que el abuso sexual era cometido por Guaymás, quien a su vez ofrecía dinero a un familiar de la menor a fin de que la convenciera para que accediera a los encuentros sexuales.

Bajo la dirección de la fiscalía, se recibieron declaraciones testimoniales y otras medidas probatorias, las que permitieron establecer que el segundo acusado, identificado como Carlos Rojas, de 28 años, también del barrio San Rafael, era quien cumplía el rol de intermediario, pues influía en la menor para que acuda a los encuentros sexuales con Guaymás, quien era su patrón.

Por dinero

A cambio de ello, Rojas, según lo investigado, recibía como pago una suma de 500 pesos. En vista de ello, y de otros elementos de prueba, el fiscal Obeid solicitó la detención de este sujeto, al que imputó el delito de promoción de la prostitución agravada por la recepción de pagos, por el vínculo, la convivencia y la minoridad de las víctimas, el que establece penas de hasta 10 años de prisión.

Al seguir la investigación, respecto a Guaymás, surgió una nueva denuncia, radicada por la madre de una menor de 14 años, también con vínculo familiar con el acusado, quien reveló que éste sujeto le ofrecía dinero a su hija a cambio de mantener encuentros sexuales, pero que la adolescente no accedió a los mismos.

Asimismo, la pareja del principal acusado señaló que el ofrecimiento de dinero por parte de Guaymás a cambio de mantener relaciones sexuales con menores, al parecer, era una práctica común del mismo, hecho que sigue siendo motivo de investigación.

En vista de estos elementos de pruebas, el fiscal solicitó la detención de Guaymás, a quien le imputó los delitos de abuso sexual con acceso carnal y promoción de la prostitución agravada por la recepción de pagos, por el vínculo, la convivencia y la minoridad de las víctimas. En este caso, por el primer hecho, las penas llegan hasta 15 años de prisión.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com