Policiales

Caso Maldonado: un gendarme salteño es el más comprometido

Esta implicado en el expediente que investiga el Juez Federal Otranto

Un gendarme salteño es el más complicado en la causa que investiga la desaparición de Santiago Maldonado.

Así lo confirmaron fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación al ser consultadas por el medio Infobae.
Neri Robledo, el efectivo oriundo de Salta, que está involucrado en el caso, aceptó que arrojó «una piedra un tanto pequeña» que «impactó en la espalda» de un manifestante en declaraciones ante Luis Lagger, comandante general de la Gendarmería

Además, luego del peritaje que se realizó sobre 70 teléfonos celulares de gendarmes que participaron del operativo realizado en el predio ocupado por la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia, en la estancia Leleque, departamento de Cushamen, el 1º de agosto, hubo un mensaje que compromete al efectivo salteño.

«Tené cuidado, no comentes nada. Vos no escuchaste ni dijiste que Robledo le dio un piedrazo al individuo», es el mensaje de WhatsApp que recibió uno de los gendarmes y que luego borró.

Además esta no fue la única de precaución que tomó el miembro de la fuerza, de quien aún no se rebeló la identidad, sino que además borró la aplicación. El mensaje había sido enviado por un contacto agendado como “Amor”, lo que hace suponer a la Policía Federal que se trata de la pareja del gendarme.

Robledo estuvo en Salta, luego de acceder al beneficio de la Licencia Anual Extraordinaria, días después de la desaparición de Maldonado.
Si bien Robledo aun no declaró en la causa, aunque si lo haría en las próximas horas, sí lo hicieron otros efectivos que participaron del operativo que se realizó en Pu Lof.

Es el caso de los sargentos César Peralta y Walder Ruiz Díaz, cocineros del escuadrón de El Bolsón.

Según los dichos de ambos, el efectivo salteño habría comentado que le tiró una piedra en la espalda a uno de los manifestantes encapuchados mientras cruzaba el río.

Las declaraciones que comprometen al gendarme

Según informa Clarín, Robledo admitió que arrojó «una piedra un tanto pequeña» que «impactó en la espalda» de un manifestante.

Estas declaraciones las realizó ante Luis Lagger, comandante general de la Gendarmería, el oficial superior informante dispuesto por la fuerza.
Por otro lado, el gendarme ratificó que luego de esto manifestó ante sus camaradas que efectivamente había lanzado la piedra a una de las personas encapuchadas que habían participado de un corte de ruta.

Esta es la declaración a la que tuvo acceso Clarín, y que fue remitida por el gobierno al juez federal, Guido Otranto, a cargo de la causa.

-PREGUNTADO: Si tras haber participado del operativo llevado a cabo en inmediaciones del Paraje Leleque, ante sus camaradas, manifestó que había arrojado piedras a los individuos que se encontraban ejecutando un corte de ruta.

-DIJO ROBLEDO: Que sí, que lo dijo en momentos que se encontraba próximo a embarcarse en el camión.»

-PREGUNTADO: Por los motivos de sus dichos.

-DIJO: Que sus dichos se deben a que en momentos en los que se encontraba persiguiendo a los individuos encapuchados uno de ellos le arrojó una piedra, impactándolo en la rodilla. Entonces, en defensa personal y reaccionando, recogió del suelo una piedra un tanto pequeña y se la arroja, impactándole en la espalda.

-PREGUNTADO: Si recuerda el lugar donde ocurrieron estos incidentes.

-DIJO: Esto ocurrió en el sector del río.

-PREGUNTADO: El individuo dónde se encontraba.

-DIJO: El individuo se encontraba nadando en el río, con dirección a la otra orilla.

-PREGUNTADO: Cómo le consta que le pegó en la espalda.

DIJO: Porque el sargento Pelozo, quien se encontraba a su lado, se lo dijo con estas palabras «Sí, le pegaste Robledo».

-PREGUNTADO: Cuál fue la actitud asumida por el individuo a quien había impactado en la espalda.

-DIJO: Alcanzó la otra orilla y desde allí comenzó a insultarlos.

-PREGUNTADO: A qué distancia se encontraba este individuo de su posición al arrojarle la piedra.

-DIJO: Que se encontraba a unos treinta metros. Que de casualidad pudo impactar en la espalda de ese individuo con la piedra.

-PREGUNTADO: Qué características físicas presentaba este individuo.

-DIJO: Que era una persona robusta, de unos dos metros de alto.

-PREGUNTADO: Cómo vestia.

-DIJO: Que tenía pantalón largo y que no recuerda otra característica.

-PREGUNTADO: Si se encontraba encapuchado este individuo.

-DIJO: Cuando se metió al río estaba encapuchado pero al meterse al agua se le salió la capucha.

-PREGUNTADO: Cómo era la capucha.

-DIJO: Que era un trapo o una remera vieja que tenía.

-PREGUNTADO: De qué color era la capucha.

-DIJO: De color oscuro.

-PREGUNTADO: Si tiene conocimiento si esa capucha fue recuperada y secuestrada.

-DIJO: Que no porque en realidad se dan cuenta que perdió la capucha al aparecer en la otra margen del río, ya sin capucha.

-PREGUNTADO: Qué hizo inmediatamente después.

-DIJO: Inició el repliegue junto al sargento Pelozo, con dirección a la construcción donde se encontraban las mujeres, a campo traviesa hasta que cruzaron las vías y arribaron a la construcción.

-PREGUNTADO: Posteriormente qué actividad realizó.

-DIJO: Que integró el dispositivo de seguridad que se instaló durante aproximadamente diez o quince minutos y luego ya se replegó en forma definitiva, abandonando el lugar.

-PREGUNTADO: Si tiene conocimiento que se hayan ordenado actividades de rastrillaje por el sector.

-DIJO: Que no tiene conocimiento.

-PREGUNTADO: Si observó en algún sector durante el repliegue desde el río algún campamento o instalación precaria.

-DIJO: Que no.

-PREGUNTADO: Si en todo momento es acompañado por el sargento Pelozo en su recorrido, hasta el lugar donde se encontraban las mujeres.

-DIJO: Que siempre se desplazó detrás del sargento Pelozo.

-PREGUNTADO: Si en algún momento, durante ese recorrido, circularon por las vías férreas.

-DIJO: Que no, sólo las atravesaron.

-PREGUNTADO: Si secuestraron algún efecto durante el recorrido del repliegue.

-DIJO: Que no.

-PREGUNTADO: Si tiene algo más que agregar, quitar o enmendar a su declaración.

-DIJO: Que no.

Las licencias
Entre el 2 y el 4 de agosto, casualmente días después de la desaparición e Santiago Maldonado, seis gendarmes, incluido Neri Robledo, solicitaron licencia y abandonaron temporalmente sus puestos de trabajo en Chubut.
Todos pertenecen al Escuadrón 35 de El Bolsón, que junto al 36 de Esquel, estuvieron a cargo del operativo que tenía por objetivo desactivar el corte de ruta que se realizaba sobre ruta 40.
Según se desprende de una información difundida por Infobae, la planilla de licencia fue firmada el 10 de agosto por el comandante principal Fabián Arturo Méndez.
Los gendarmes que solicitaron este beneficio son el subalférez Emmanuel Echazú, el sargento Neri Armando Robledo, el cabo Darío Zoilan, el cabo 1° Ernesto Yañez, el cabo (y cocinero) Walder Ruíz Díaz y la gendarme Maira Ramos.
Los motivos son variados y van desde enfermedades de parientes hasta lesiones que les habrían quedado después del operativo.

Fuente La Gaceta

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com