Una locura

“Caperucita roja” y otros cuentos fueron sacados de una biblioteca, por no tener perspectiva de género

Privar a los niños de los clásicos de la literatura infantil sólo por perseguir una absurda ideología, causa tristeza e indignación.

Las bibliotecas ya no contarán con algunos libros clásicos de la literatura infantil, como lo son “Caperucita roja” o “La bella durmiente”

En la escuela Tàber, situada en Barcelona, padres formaron una comisión que, en una de sus iniciativas, revisó la biblioteca escolar para dejar sólo aquellos libros que tuvieran cierta perspectiva de género y una mirada igualitaria para niños y niñas. Estos representaban el 70 por ciento del total, y 200 libros fueron retirados, para horror de muchos.

“Estamos lejos de una biblioteca igualitaria en la que los personajes sean hombres y mujeres por igual y en la que las mujeres no estén estereotipadas”, dijo una de las madres que integra la comisión, quien también aseguró que las situaciones más habituales que hallaron en esa literatura fue asociar la masculinidad a valores como la valentía y la competitividad. “También en las situaciones de violencia, aunque sean pequeñas, es el niño el que las realiza contra la niña. Con ello se da un mensaje de quién puede ejercer la violencia y contra quién”, agregó.

Esta iniciativa no es la única en ese país, pero es resistida por muchos padres y educadores que consideran que es mejor dejar los libros para discutirlos en clase y realizar una lectura crítica de ellos en lugar de expulsarlos.

Los bibliotecarios explican que intentar borrar la historia de la literatura de un plumazo es peligroso porque sería como borrar la memoria.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com