9 de julio

Campo Quijano cumple 98 años de historia

El pueblo se ha consolidado como escenario de la conmemoración del Día de la Independencia, que coincide con el aniversario de su nacimiento como localidad.

El Día de la Independencia tiene un profundo significado para la comunidad de Campo Quijano, que este año celebra su 98 aniversario precisamente el 9 de julio. Surgió como un campamento de trabajadores del ferrocarril, que llegaron a la zona para retomar la construcción del Ramal C-14, que había quedado paralizada en 1914. La punta de riel había llegado hasta Rosario de Lerma, pero los trabajos de terraplenado se extendían hasta el área que hoy ocupa el pueblo. Por aquellos años se instalaron 3.000 carpas de obreros ferroviarios en el lugar y poco tiempo después, un 9 de julio de 1921, se cantó por primera vez el Himno Nacional y se izó la Bandera Argentina en el lugar. Esa fecha fue instaurada por consenso como el nacimiento de la localidad.

El pueblo creció sobre terrenos donados al Estado nacional por Amalia Usandivaras, por entonces dueña de la finca Quijano, primero fueron destinados a obras ferroviarias y luego para la demarcación del pueblo.

En las antiguas escrituras de la finca figura el nombre del capitán Velazco Quijano, en la que se nombra al lugar como ‘La ‘Voca’ de la Quebrada (sic)‘. De allí proviene el nombre de los ‘Campos de Quijano‘. El texto del documento de compra de la finca ‘Estancia La Voca de la Quebrada‘ está fechado el 2 de julio de 1616 y fue redactado por el escribano don Luis de Quiñones Osorio Paz, delegado del gobernador de Santiago del Estero (Capital de la Provincia del Tucumán). El acto notarial contó con la presencia, según expresa, del señor alcalde ordinario de la Ciudad de Lerma, del Valle de Salta, don Juan de Abreu y Figueroa. Por la finca se pagaron por aquellos tiempos $800.

¿Por qué se lo llamó ‘Campo’?

Respecto al por qué se llamó al pueblo ‘Campo‘, el intendente Manuel Cornejo contó: ‘Antaño, a las fracciones de tierra se las llamaba potreros, de allí provienen los nombres Potrero de Uriburu, Potrero de Linares, etc. Pero a los terrenos que estaban a la vera del ferrocarril o a orillas del río Toro, donde crecían los pastizales, comenzó a llamárselos campos. Por eso el nombre derivó en ‘Campos de Quijano’, para abreviarse luego y pasar a ser Campo Quijano‘. La mencionada documentación, según el jefe comunal, echa por tierra otras versiones con respecto al origen del nombre del pueblo.

Agenda de actividades: 

Sábado 6: Expo Lucky 2019, en el salón de actos de la Tecnicatura en Minería. A partir de las 10.

Lunes 8: Velada Folclórica en el Polideportivo Bulila Diez. A las 20. Luego, a la medianoche, brindis con vino hervido y chocolate por el 98º aniversario de Campo Quijano.

Martes 9:  Acto protocolar en la plaza Martín Fierro: a las 10. Desfile cívico militar en avenida 9 de Julio: 11 hs

Domingo 14: Feria de Comidas Regionales en la plaza Marín Fierro: desde las 11

 

Un poco de historia

A principio del siglo XX el Ministerio de Obras Públicas de la Nación inició importantes obras hídricas en los ríos Toro y Blanco. Esas tomas, que aún funcionan, posibilitaron originalmente el riego de unas 20.000 hectáreas en el Valle de Lerma y el suministro de agua corriente a los pueblos de Cerrillos, La Merced y Rosario de Lerma. Sirvieron también para que en 1948 sobre un canal, Agua y Energía Eléctrica de la Nación, instalase la primera usina hidroeléctrica de Salta generando por primera vez en la provincia corriente alterna. En las obras se emplearon piedra canteada, razón por la cual llegaron a trabajar al lugar muchos picapedreros originarios de la ex Yugoslavia, especializados en esos quehaceres.

Un pueblo pujante en la puerta de los Andes

Campo Quijano fue creciendo de forma acelerada en las últimas décadas. Para tener una idea del impacto demográfico en la localidad basta señalar que en 1921 se habían instalado 3.000 carpas de trabajadores en el lugar y en 1991, es decir 70 años después, el pueblo contaba con 5.000 habitantes. Solo nueve años más tarde, el Censo 2010 daba cuenta de la residencia de 12.000 habitantes y las proyecciones a hoy son de entre 35.000 y 40.000 vecinos.
Una nueva ciudad está creciendo entre la iglesia de San Luis y el cementerio de La Silleta. En esa zona se multiplicaron las urbanizaciones. A eso hay que sumar los loteos de la ruta provincial 24 (Camino a Colón) y en La Merced Chica, en el límite con Rosario de Lerma y en todos los puntos cardinales del municipio.
Ante esta situación, el jefe comunal señaló que los esfuerzos están puestos en hacer llegar los servicios a todos los vecinos, extendiendo por ejemplo la red de agua potable a la zona de Villa El Dique, Villa Lola, entre otras. También se amplió y remodeló íntegramente la vieja estación de trenes.

Un clásico

La feria de la plaza de Campo Quijano se ha convertido en un clásico dominguero para los salteños. Es que el entorno natural de belleza inigualable de la localidad se entremezcla con los paseos por los innumerables stands en los que se ofrecen desde artesanías hasta prendas de vestir, CD, juguetes, tortas, bollos y buñuelos para acompañar las mateadas.
Los sábados, aunque menos conocidos, la feria se afianza por sus características locales. Es que ese día bajan hacia la plaza los pequeños productores y artesanos de la Quebrada para comercializar sus papas del cerro, habas, maíz capia, corderos, quesos de cabra, peras, manzanas, entre otros. A esto se suma, que el 8 del corriente se inaugurará frente al edificio municipal, en un espacio cedido por la comuna, un stand de acopio de papa de los cerros, lo que significará un fuerte impulso para los pequeños productores.
‘Lo más interesante es que se trata de productos cultivados por familias del cerro, por lo que pasan directamente de la mano del productor al consumidor. Para apoyar a los pequeños agricultores de la Quebra el municipio les realiza el arado gratuitos de sus parcelas, con un tractor de la comuna‘, contó Manuel Cornejo.
La feria de los sábados toma así características únicas, que posibilitan el disfrute de los sabores típicos de las montañas para todos los visitantes.

La fiesta de la Patria

Campo Quijano se vio también influenciada por las tradiciones europeas de los primeros pobladores. Por esa razón, en la víspera del 9 de Julio a la medianoche se brinda con vino hervido con canela y se canta el feliz cumpleaños a la localidad. Este ritual tendrá lugar en la noche del lunes próximo, a partir de las 20, en el polideportivo Bulila Diez, donde actuarán destacados cuerpos de bailes y folcloristas locales. La entrada será libre y gratuita. Y a las 12 de la noche se cantará el Himno Nacional.

La fiesta central y actos protocolares serán al día siguiente, el 9 de julio, y contarán con la participación de agrupaciones tradicionalistas de toda la provincia. Se espera la participación de más de 2.500 gauchos y delegaciones de las fuerzas vivas de la comunidad.

Fuente:El Tribuno

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com