Buscan prevenir la discriminación en el marco de la pandemia de COVID-19

Agredieron a una mujer que salió con su hijo a comprar.

Desde la delegación Salta del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) informaron que reciben unas 20 consultas por semana relacionadas con la pandemia de coronavirus, ya sea por información o denuncias. Informaron que no recibieron casos de hostigamiento a médicos o enfermeros como los que se vieron en otras provincias, pero que trabajarán para concientizar a la población y prevenir cualquier tipo de hostigamiento.

«Nos interesa mucho generar campañas de concientización para evitar hechos de discriminación a trabajadores de salud. Creo que aún no se han dado casos porque el virus no avanzó en la provincia, pero a medida que crezca es probable que haya. Entonces, son muy importantes las campañas», explicó el delegado provincial de Inadi en Salta, Gustavo Farquharson.

Añadió: «Nos preocupa en varios sentidos el hostigamiento que pueden recibir los profesionales de la salud. Estos hechos de discriminación pueden generar que la gente que tenga síntomas de COVID-19 no lo comunique por miedo a sufrir escraches y eso agravaría la situación. Es muy complejo y problemático que se den este tipo de casos».

Al inicio de la pandemia en Argentina, hubo actos de discriminación hacia personas de origen asiático. Luego empezaron a conocerse casos de médicos a los que sus vecinos les pedían que se muden para no contagiarlos. Después se sumaron las denuncias de hostigamiento a ciudadanos repatriados.

A nivel nacional aumentaron un 40% los casos de discriminación desde el inicio de la cuarentena. En Salta, por ahora son más las consultas que las denuncias, pero en los últimos días se tomó conocimiento de al menos tres casos de discriminación. En el primero, ocurrido el lunes pasado, vecinos apedrearon un colectivo con personas repatriadas en el barrio Unión.

En el segundo, una joven estudiante que vive en Tucumán logró regresar a su hogar en Chicoana pero es insultada en las redes sociales.

En el tercer caso, una joven madre concurrió a un local de lácteos del centro con su pequeño hijo porque no tenía con quién dejarlo y los echaron.

«Ella llamó al 911. Desde el comercio y la Policía la acusaban de exponer a su hijo, pese a que ella explicaba que es madre soltera y que no tiene quién cuide a su hijo», sostuvo Farquharson.

Por semana el Inadi Salta recibe unas 20 consultas por Facebook, WhatsApp o en un 0800. Algunos llamados son de personas que esperan ser repatriadas.

El funcionario adelantó que mañana dialogará con la Secretaría de Defensa del Consumidor de la Provincia para avanzar en una reglamentación provincial que permita a madres y padres, que no puedan dejar a sus hijos al cuidado de otra persona, salir a realizar sus compras.

Uno de los objetivos del Inadi es generar cambios culturales y sociales. «Buscamos construir una sociedad más inclusiva que pueda aceptar las diferencias. Necesitamos más empatía. En esta época de pandemia en que la gente no la pasa bien es importante el compromiso, la solidaridad y luchar contra el individualismo porque de esto no nos salvamos solos sino que nos salvamos entre todos», finalizó.

El Círculo Médico de Salta publicó ayer una solicitada en la que repudió las agresiones y actos de amedrentamiento de los que son víctimas durante la pandemia de COVID-19 los profesionales de la salud. Aseguraron que otra forma de violencia que sufren es la falta de equipos de protección para el trabajo diario también es otra forma de violencia que sufren.

Además, opinaron que «una forma solapada de violencia» es el «ingreso de extranjeros tal vez médicos» al país. La publicación se realizó tras conocerse noticias sobre profesionales de la salud de Cuba que llegarían a la Argentina para sumarse a los equipos de salud en el marco de la pandemia de coronavirus.

Desde la comisión directiva consideran que «permitir el ingreso de personas del extranjero, supuestamente de profesión médicos que trabajarían con declaraciones juradas pero sin seguro de mala praxis, sin garantías para el paciente es perjudicial».

Desde la institución pidieron a las autoridades que «apliquen políticas de tolerancia cero» para evitar situaciones de violencia y discriminación.

Recordaron el caso que se conoció la semana pasada, de un médico que fue golpeado mientras trabajaba en la guardia del hospital de Joaquín V. González.

Para denunciar

Desde el Inadi explicaron que en la provincia de Buenos Aires es donde más cantidad de casos de discriminación a médicos se registran.

En reiterados casos, vecinos les dejaron carteles en ascensores, puertas y paredes de los edificios reclamando que se mudaran. Por este motivo, el Inadi dialogó con diferentes consorcios para capacitarlos y concientizarlos.

Además, se puso a disposición de los trabajadores de la salud las fiscalías, donde pueden denunciar hostigamiento.

El Inadi no trabaja de oficio por lo que destaca la necesidad de radicar las denuncias.

Quienes hayan sufrido discriminación u hostigamiento pueden comunicarse a través de WhatsApp con las líneas disponibles a nivel nacional: 11.6492.1079 ó 11.6185.3968; y el 0800-999-2345.

Fuente: ElTribuno