Violencia de Genero

Víctimas de violencia de género / Buscan mejorar la protección

Tras el planteo por las consignas, desde Seguridad aseguran que quieren utilizar más dispositivos como pulseras.

El ministro de Seguridad, Juan Manuel Pulleiro, se reunió con el procurador de la Provincia, Abel Cornejo, e informó que el moderno Sistema de Emergencia 9-1-1 cuenta con un «importante soporte tecnológico de alerta y monitoreo de pulseras y botones de pánico, por lo que gestionando la obtención de más dispositivos se podrá eficientizar la medida preventiva de protección que se otorga a las víctimas de violencia de género».

Pulleiro propuso trabajar en conjunto para avanzar en este sentido y ofrecer a las víctimas medidas rápidas y menos invasivas como la presencia permanente de consignas.

Al respecto planteó que actualmente hay un importante porcentaje de efectivos que cumplen servicio de consigna ordenado por la Justicia por tiempo indeterminado, y corresponden a casos ya resueltos o con agresores ya detenidos, ante esta complejidad que afecta a la seguridad pública. Pulleiro solicitó al procurador que se hagan evaluaciones y seguimientos periódicos de los casos con consigna para evitar un servicio de custodia en casos ya resueltos.

También solicitó avanzar en protocolos de evaluación de riesgo, ante denuncias por violencia de género a fin de que la medida adoptada al caso sea la correspondiente a cada circunstancia planteada, entendiendo que no en todos los casos la respuesta debe ser consigna policial.

En este contexto el ministro informó que las alertas que emiten pulseras y botones son de código rojo para seguridad por lo que el tiempo de respuesta ante los casos es de muy pocos minutos.

Ambos funcionarios acordaron avanzar en trabajos de cooperación y articulación necesarios en favor de la protección de las víctimas.

El viernes, el Consejo Asesor de Fiscales abrió la posibilidad de que el Ministerio de Seguridad de la Provincia reduzca la cantidad de efectivos policiales afectados a la custodia de víctimas de violencia de género, versión que circuló en los últimos días. Propusieron mejoras al sistema vigente, especialmente en materia de notificaciones y otras problemáticas.

El 24 de diciembre pasado, a pesar de haberse asignado custodia fija y personal a Liliana del Valle Flores, la mujer fue asesinada por su exmarido, el policía Edgar Exequiel Almirón, quien ingresó por el sector posterior de la vivienda. Luego se mató. El fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas 4, Gustavo Torres Rubelt, imputó al custodio por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

En ese marco, los fiscales de la especialidad, a través de la consejera Claudia Geria, propusieron la urgente implementación de un sistema que registre las notificaciones de las medidas cautelares dictadas por jueces de Violencia Familiar y de Género y jueces de Garantías, en un contexto de violencia de género y plantearon la necesidad de contar con pulseras electrónicas y botones antipánico para el certero resguardo de las víctimas, además de la necesaria capacitación del personal policial, para que deriven correctamente las denuncias de violencia de género a las fiscalías especializadas en la materia y no a las fiscalías comunes.

Fuente: Eltribuno