Brasil: a contramano del mundo

Bolsonaro boicotea la cuarentena.

El gobierno de Jair Bolsonaro continuó con su enfrentamiento abierto contra los especialistas en salud, y lanzó una campaña para pedir a los brasileños que abandonen la cuarentena y abran empresas y comercios, pese a que el número de infectados y muertos volvió a crecer. Quince personas murieron entre el jueves y ayer de coronavirus en Brasil, lo cual elevó a 92 la cifra de fallecidos y de 2.915 a 3.417 los casos confirmados, 31 días después de la llegada del covid-19 al país. Bolsonaro levantó la apuesta y afirmó que no cree en los números provistos por los hospitales de San Pablo, epicentro de la pandemia en Brasil. Y fue aún más lejos: “Lo lamento, habrá muertos, pero el país debe trabajar. Es como si las fábricas de automóviles paran por los 60.000 muertos por año en accidentes de tránsito”.

El gobernador de San Pblo, Joao Doria, afirmó que el presidente es un irresponsable y el “garante de muertes evitables”.

Fuente: LaGaceta