Boca, con el boleto a octavos en la mano

El equipo de Russo mereció más ante Libertad, pero el empate le aseguró la clasificación.

Va cayendo gente al baile de octavos en la Libertadores: el empate sin goles frente a Libertad, en su regreso a La Bombonera después de más de seis meses, le permitió a Boca asegurarse un lugar entre los 16 protagonistas de la próxima fase, instancia en la que también confirmaron su presencia Nacional de Uruguay (en la fecha anterior), Gremio, Liga de Quito y Athletico Paranaense (estos tres también lo hicieron ayer).

No sólo eso: si bien fue ampliamente superior al equipo paraguayo y mereció mucho más, pudo al menos sostener el invicto en la Copa (tres triunfos y dos empates) y en el actual ciclo de Miguel Ángel Russo (10 triunfos y tres igualdades, que incluyen un título de Superliga). Sin embargo, el DT no pudo superar la marca de Mario Fortunato, quien en 1946 había firmado el que hasta ahora sigue siendo el mejor inicio de ciclo en la historia del club, con 11 victorias y una caída.

De todos modos, el “Xeneize” confirmó que sigue siendo un equipo defensivamente granítico. Apenas un gol en contra en los cinco partidos (el único lo sufrió vs Caracas, en la primera fecha) y prácticamente sin sobresaltos para Esteban Andrada en estos 280 minutos de juego desde la reanudación. Una vez más, el fondo se mostró muy firme. En contrapartida, Boca sigue mostrando fallas en la definición, de tal suerte que arriba es Deportivo Salvio. Al tridente ofensivo le viene fallando una pata: Franco Soldano. Tuvo otra oportunidad, pero sigue sin justificar su titularidad. Para colmo, desperdició un mano a mano servido por un pase riquelmeano de Carlos Tevez. Por lo menos, se acabó el ostracismo para Mauro Zárate, quien por fin tuvo algunos minutos de Copa. Hoy, Boca podría asegurarse también el primer puesto si Caracas no vence a Independiente Medellín.

Fuente: LaGaceta