Momentos tensos

Bettina Romero sigue traicionando a Gustavo Saenz

La actual intendenta capitalina, Bettina Romero, no tuvo empachos para criticar al líder del frente que la llevó a ganar el sillón municipal, el ex intendente de la capital salteña y hoy gobernador Gustavo Sáenz. Y cuestionó cómo dejó el municipio su antecesor, para referirse a las dificultades para hacerles frente a todas las prioridades que ella se había fijado en campaña.

En rueda de prensa, la intendenta habló sin filtros: «Yo asumí con un gobierno anterior que dejó comprometido el 85 % de los ingresos en todo lo que tenía que ver con gastos corrientes, eso da muy poco margen para salir a brindar las mejoras que esta ciudad necesita, en pavimento, en espacios públicos, en acciones que tienen que ver con la cultura, con el desarrollo, con los microcréditos, tantas cosas que hablamos en campaña”, expresó.

“Yo estoy comprometida, pero la situación económica y financiera del municipio es muy complicada”, advirtió Bettina Romero, pero luego bajó los decibeles y «suavizó» su discurso, rescatando la decisión de Sáenz de salvaguardar los puestos de trabajadores de una gran cantidad de trabajadores municipales antes de su retirada.

“Los gremios están muy contentos, porque el intendente Sáenz antes de irse les cumplió dejando en planta permanente a 580 personas. Ellos empiezan el año contentos porque se cumplió con 580 trabajadores que eran trabajadores municipales, y que pasaron a ser planta permanente”, dijo la intendenta.

Cabe destacar que  a los problemas con el Hospital de Mascotas, la semana pasada, Romero dejó cesantes los contratos políticos de los dirigentes que trabajaron en la campaña de ambos candidatos y esto desencadenó una fuerte puja por el poder. ¿Que habrá motivado la denuncia publica de la intendenta? Si Gustavo Saenz cumplió con su palabra cual es el motivo que la llevó a realizar estas declaraciones?

Fuente: DNI Salta