Vamos Argentina

Banderazos en todo el país contra el Gobierno

Las consignas, la libertad, la justicia, la no intervención de Vicentin y contra Báez.

Largas caravanas de autos y muchas, muchas banderas argentinas. La escena se repitió en varias ciudades de todo el país, desde Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Avellaneda en Santa Fe, Salta y Mendoza, por mencionar algunas. En el 204´ aniversario del Día de la Independencia, miles de argentinos salieron a la calle a manifestarse contra el Gobierno, bajo varias consignas: libertad, justicia, contra la corrupción y la liberación del empresario Lázaro Báez y de otros funcionarios kirchneristas, contra la intervención de la cerealera Vicentin y en reclamo de una mayor apertura de la cuarentena para poder trabajar.

«Marchamos por la libertad, la justicia y por el bienestar de los argentinos. Por los comerciantes que se están fundiendo, mientras el presidente se empeña en una cuarentena insostenible», fue el mensaje que promovió la agrupación CampoMasCiudad para convocar a la protesta.

Poco después de las 16, a solo pocas horas de que el presidente Alberto Fernández dijera que venía a «terminar con los odiadores seriales», largas caravanas y gente a pie se reunieron en el Obelisco, en el Monumento a la Bandera en Rosario de Santa Fe, en las plazas de Córdoba, Mar del Plata y otras ciudades del interior.

Incluso en el centro porteño, un cartel rezaba: «Aquí estamos los odiadores», en una respuesta irónica a las palabras del mandatario.

En el centro porteño

Cerca del Obelisco porteño, los manifestantes instalaron una figura inflable de Cristina Fernández de Kirchner vestida de presa. También marcharon con banderas argentinas y algunas consignas contra con la cuarentena y la «impunidad»: «No estamos confundidos, queremos República», «Gestapo = KGB», «Basta de controles y permisos», «Justicia cómplice» decían algunos de los careles.

Allí también confluyeron sectores con distintas consignas y esa situación generó algunos incidentes, como el ataque a un móvil de periodistas del canal de televisión C5N y también enfrentamientos en los que varias personas resultaron heridas.

Las protestas en el centro porteño luego continuaron con una caravana hacia la Plaza de Mayo. Los autos circularon por las principales avenidas porteñas hacia las inmediaciones de la Casa Rosada.

«Estoy presente porque quiero que mi país siga siendo libre, porque quiero justicia para mi país y porque sé que si los corruptos no pagan nunca vamos a ser libres del todo», dijo una mujer que salió a movilizarse.

Los reclamos también se materializaron frente a la Quinta de Olivos, donde el presidente Fernández se mantiene en aislamiento en el marco de la cuarentena contra el coronavirus y donde más temprano encabezó un acto en el que se mostró con dirigentes políticos, empresariales y sindicales.

En el interior

También se desarrolló un banderazo en Córdoba, frente al Patio Olmos: «Estoy acá por la libertad de los argentinos. Por el futuro de nuestros hijos», reclamó una mujer que llegó al centro cordobés envuelta en una bandera argentina.

«Además de la plata, nos están robando el futuro de nuestros hijos y nietos», reclamó otra mujer que se acercó a la masiva movilización en Córdoba.

Las mismas consignas y reclamos se repitieron en Mendoza. «Estoy muy triste con todo lo que está pasando, por este patoterismo, tenemos que hacer fuerza entre todos», dijo una mujer que golpeaba su cacerola.

En Santa Fe, el eje de las protestas fue Vicentin. En Avellaneda, los vecinos de la localidad donde nació la emblemática cerealera se movilizaron contra la decisión del Gobierno de intervenirla.

La contracara de esa manifestación se desarrolló en Reconquista, pegado a Avellaneda, donde distintos gremios del norte de la provincia convocaron a movilizarse para apoyar la idea del Gobierno de avanzar sobre Vicentin.

Fuente: El Tribuno