Autismo: la importancia de la detección temprana

Kusi NOA, centro especializado en TEA y desarrollo infantil, realiza tratamientos interdisciplinarios y diagnóstico, con una mirada integral del niño y su familia.

Obtener un diagnóstico temprano es clave para las personas que tienen una condición del espectro autista. Por este motivo, es importante estar atento a señales de alerta que aparecen en las primeras etapas del desarrollo de la vida de los niños. Son expresiones que se van haciendo cada vez más evidentes a medida que crecen; se manifiestan según las edades. Por ejemplo, en el caso de los bebés de seis meses, que no sonrían cuando otra persona les sonríe o mire, no dirijan la mirada cuando se les llama por su nombre, que no realicen gestos para mostrar algo que quiere.

A la edad de un año, no saludar con la mano o no realizar contacto visual son otras señales de alarma importantes porque tienen que ver con el área de la comunicación.

El apego inusual a algún juguete u objeto particular, que no demuestra alegría y permanezca irritable y que cumplido el año no empiece a balbucear y desarrollar el lenguaje verbal, también deben tenerse en cuenta.

Paula Albanesi, psicóloga y directora de Kusi NOA, centro especializado en trastornos del espectro autista y desarrollo infantil, explicó que es sumamente importante la detección temprana de las señales de alerta que permitan una intervención y tratamientos adecuados para que el niño tenga un mejor pronóstico y calidad de vida.

La mirada de la familia es un factor fundamental. Muchas veces, estas llegan a las consultas por alguna dificultad en el lenguaje del niño, porque juega solo o no puede establecer vínculos de amistad. Mientras más temprano se realice la consulta con un equipo de especialistas -neurólogo, pediatra, psicólogo, psiquiatra-, los pronósticos, intervenciones y tratamientos van a ser mejores que si se llega a un diagnóstico tardío de autismo.

Interdisciplina

Kusi NOA es un centro especializado en trastornos del espectro autista y desarrollo infantil, situado en la ciudad de Salta capital. Esta conformado por un equipo de profesionales capacitados, con experiencia en el trabajo con niños y adolescentes con TEA, supervisados por un especialista. Realizan tratamientos interdisciplinarios y diagnósticos, basándose en una mirada integral del niño y su familia.

Las terapias brindadas comprenden: psicología, fonoaudiología, psicopedagogía, terapia ocupacional, psicomotricidad, musicoterapia y estimulación temprana.

«En Kusi NOA hacemos trabajo interdisciplinario. Abordamos a los chicos de manera integral respetando sus subjetividades dentro de un dispositivo que tiene abordajes desde las distintas áreas. A partir de ahí lo que se hace es evaluar objetivos, estrategias de intervención que posibilitan ir trabajando sobre cada niño las dificultades que tiene y potenciado sus capacidades a nivel evolutivo para que vayan adaptando», detalló la directora de la institución, Paula Albanesi.

En paralelo, se hace un trabajo de acompañamiento, sostenimiento y estrategias para el hogar con las familias.

«Es importante trabajar con la familia para brindarle las herramientas de cómo comunicarse, relacionarse con sus hijos, jugar. Diseñamos el tratamiento dependiendo del perfil de cada nene. Es como un traje a medida y se hace teniendo en cuenta los recursos de la familia. No se trata de una receta sino particularizando en función de identificar al niño, sus necesidades y a partir de ahí se diseñan las intervenciones, teniendo en cuenta el acompañamiento de sus padres», explicó.

También hay un espacio de orientación escolar.

La pandemia

La pandemia de la COVID-19 fue un desafío y un aprendizaje en muchos sentidos. «Para Kusi NOA también fue una posibilidad de trabajar en un dispositivo que teníamos previamente con un área de atención por teleasistencia. Esta manera nos permite poder llegar a otras familias de niños con autismo que residen en el interior de la provincia, no solo en capital», indicó Albanesi.

Añadió que hubo un trabajo profundo de acompañamiento de las etapas de cada familia en el que se fue evaluando que es lo que necesitaba cada niño y sus parientes. «La teleasistencia nos permitió seguir vinculados, trabajando en equipos, acompañando a los niños en esta situación particular en la que tienen sus rutinas suspendidas. El aislamiento, el encierro fueron parte de una etapa en la que todos estuvimos a prueba y, por suerte, pudimos sortearla bien con mucho trabajo en equipo», recalcó.

Actualmente, hay niños con teleasistencia en la institución, aunque ya se han retomado las actividades presenciales y se reciben consultas y se brinda atención.

Desde Kusi NOA llaman a la sociedad a tomar conciencia, ya que cada vez hay una tasa mayor de prevalencia de autismo. «Esto nos obliga a seguir creando dispositivos de atención y tomar acciones rápidamente para que las personas que tengan esta condición puedan acceder a un diagnóstico y recibir apoyo», señaló.

En Argentina, desde hace seis años existe la ley 27.043 de abordaje integral e interdisciplinario de las personas que presentan TEA.

Desde Kusi NOA invitan a los interesados contactarse a su página web: www .kusinoa.com.ar donde pueden completar un test de detección temprana tras lo cual recibirán una devolución. La intervención temprana va a determinar un mejor pronóstico.

Fuente: El Tribuno