Argentina

Aumenta la tensión con los gobernadores por la reforma tributaria

Antes de reunirse con Mauricio Macri, algunos mandatarios criticaron los cambios por el fuerte impacto de las medidas sobre sus economías regionales

A la preocupación por la agenda económica que empezarán a discutir con Mauricio Macri a partir del jueves que viene, en las últimas horas, varios gobernadores sumaron furia y reclamos que plantearán cara a cara al Presidente.

Los dueños de la cólera son los gobernadores cuyas provincias se verán directamente afectadas por los cambios impositivos que anteayer anunció el Gobierno.

Según detalla el diario La Nación, la lista incluye a Mendoza, Tucumán, San Juan, Salta y Tierra del Fuego. El lote es variopinto: incluye a peronistas, oficialistas, ganadores y perdedores de las últimas elecciones.

Con matices, más o menos directamente, esos gobernadores ya manifestaron su malestar. El enojo por el proyecto oficial tensa la negociación con la que el Gobierno pretende conseguir el apoyo de los jefes provinciales para avanzar con la reforma tributaria y con otros cambios que considera elementales, como la reforma laboral.

Ya ayer el malestar de las provincias se notó en el Senado (ver aparte). Representantes de las provincias afectadas cruzaron por la reforma impositiva al jefe de Gabinete, Marcos Peña, que ayer dio su informe mensual en el Congreso.

Entre los gobernadores, la más directa fue Rosana Bertone, muy molesta con la intención de reducir a cero los impuestos para celulares, televisores y monitores, que hoy tributan el 17 por ciento. La mandataria fueguina le pidió una audiencia “urgente” a Macri y despotricó contra la reforma vía Twitter.

“La aprobación de este proyecto significaría la disolución territorial de nuestra provincia”, escribió en la red social poco después de reunirse con su gabinete.

“Voy a defender a rajatabla las condiciones jurídicas que han hecho posible que la provincia pueda desarrollarse”, añadió la gobernadora.

Los números explican el malestar. La industria electrónica representa el 30% del PBI de Tierra del Fuego y es su principal contribuyente y empleador.

Según calculan en la provincia, de prosperar, el cambio impositivo afectaría unos 9600 puestos de trabajo, un 20 por ciento del total de empleos de la isla.

Tanto Bertone como el tucumano Juan Manzur, el sanjuanino Sergio Uñac y el salteño Juan Manuel Urtubey llevarán su enojo al cara a cara con Macri el jueves próximo.

Todos prevén poner el impacto de la reforma impositiva sobre una mesa en la que ya esperan discusión el reclamo bonaerense por el Fondo del Conurbano, el futuro del impuesto al cheque y de Ingresos Brutos (que representa más del 70% de la recaudación de las provincias), la ley de responsabilidad fiscal y la transferencia de las cajas previsionales de las provincias a la Nación.

También llevará su queja el mendocino Alfredo Cornejo. Parte de Cambiemos, el gobernador fue escueto en las críticas: calificó el aumento de la alícuota a vinos y sidras (del 0 al 17%) de “inadmisible”.

Sin embargo, dejó el enfrentamiento directo con la Casa Rosada en manos de la vicegobernadora y ex ministra de Economía de la provincia, Laura Montero.

Igual que Bertone, la ex senadora nacional embistió contra los planes del Gobierno a través de Twitter y eligió al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, como blanco directo de sus críticas.

Las quejas por el cambio impositivo se multiplicaron en San Juan y en Salta. En la primera, donde el peronista Uñac ganó con holgura las elecciones legislativas, el ministro de la Producción, Andrés Díaz Cano, adelantó que el tema “será parte de lo que el gobernador plantee” en la cita con Macri, y advirtió: “La medida es contradictoria. El gobierno nacional ayudó a nivelar el stock y ahora pone cargas impositivas al sector, que esperaba una buena temporada de precios”.