Virales

Alertan sobre una nueva modalidad de estafa a los que venden por Internet

Es un mecanismo de engaño que crece y ya cuenta con varias víctimas

Macarena, en Banfield, puso a la venta un teléfono celular a través de una página de comercialización online a 25.000 pesos. Al poco tiempo obtuvo la respuesta de un comprador interesado y no pasó mucho hasta que llegó a un acuerdo en cuanto a precio y forma de pago. Todo, hasta ese momento, marchaba sobre ruedas, pero la mujer jamás imaginó que iba a estar a punto de ser víctima de una novedosa modalidad de estafa que viene ocurriendo en las últimas semanas y que como característica principal se destaca que involucra a distintas plataformas de Internet durante todo el proceso. Es decir, el delincuente no se movió del frente de una pantalla en ningún momento.

Tras acordar todos los términos de la operación, el supuesto comprador le dijo que le depositó un cheque y que lo controlara a través del home banking. De hecho, le explicó paso por paso cómo tenía que hacer para corroborar el pago. Macarena revisó su cuenta por Internet y vio que la transacción efectivamente se había realizado, aunque la entidad bancaria le advertía que el dinero todavía no estaba acreditado, tal como ocurre cuando se opera con un cheque. Algo que generó confianza en la vendedora es que el estafador se mostró atento en todo momento a que el dinero esté depositado. Pero era todo parte de la actuación.

 

 

 

 

 

 

Como la mujer estaba de viaje, le pidió a su hermano que le diera una mano para terminar de vender el teléfono. Después de chequear el home banking, le dijo que iban a pasar a buscar el teléfono por casa y que lo único que tenía que hacer era dárselo.

Al poco tiempo llegó un chofer de un auto que se identificó como de la empresa Uber y le dijo que venía a buscar el celular por parte del comprador. Pero al hermano de Macarena le pareció que no estaba bien que el comprador no diera la cara y menos si el dinero aún no estaba acreditado.

Por eso, decidió no darle el producto y dar por terminado el negocio. Efectivamente, con el correr de las horas comprobaron que se trató de un cheque sin fondos y que por sólo segundos estuvo a punto de ser víctima de una estafa.

El hombre inmediatamente se comunicó con el supuesto número del comprador para recriminarle lo que había pasado. Le escribió mensajes por Whastapp para increparlo y reclamar su dinero. Sin embargo, las respuestas fueron increíbles y hasta se burló de la víctima. «Seguí cambiando la foto que ya casi te tengo», le escribió el hermano de Macarena.

El delincuente redobló la apuesta y le dijo que ese número correspondía a un chip que había comprado en la calle y que nunca lo iba a poder atrapar. «El que fue es un Uber y a mi casa no venía», dijo el ladrón. Incluso le aseguró que ni siquiera había sido él quien hizo el depósito del cheque sin fondos.

Fuente: InfoBae

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com