Un horror

«Ahora veo a las nenitas y no me pasa nada»

Teruel confesó que durante años sintió atracción sexual por las niñas.

Hace mucho tiempo que generó polémica Lautaro Teruel, luego de ser detenido e imputado por el abuso sexual de una niña. Ahora, los audios de la conversación siguieron apareciendo, publicados por Canal 7, donde se puede escuchar al joven confesar el hecho a su víctima e intentara pedirle disculpas, con nuevos detalles escalofriantes.

Algunos de los dichos más relevantes por el hijo del nochero, es que en la conversación que mantiene con la menor, Teruel confesó que durante años sintió atracción sexual por las niñas. “Luché bastante tiempo, antes cada que vez veía una pendeja me quería alzar y después pasó el tiempo y me fui dando cuenta que nada, aparte una nena no tiene noción de nada y no tiene porque experimentar esas cosas”, dijo.

La declaración del joven siguió en ese marco, e insistió en que “los primeros años le costó” pero está recuperado. “Hoy en día considero que ya no lucho con eso porque ahora veo las nenitas y no me pasa nada, no es que sigo ahí con que onda, si tuviese duda veo una pendeja le digo a mi viejo ayúdame, voy a un loquero o voy en cana digamos y no quiero ninguna de las dos”, manifestó.

Pero lo más llamativo fue que afirmó que su primo fue quién le enseñó lo cometido. “Hoy en día lo veo y él sigue siendo igual, lo hablé de mil maneras de adolescente, de más grande de todo con él pero el loco tiene su chip pero si él no decide cambiarlo le va a pasar algo parecido a lo mío pero bueno él sabrá, en realidad lo sabe pero no lo mide”, sostuvo.

Cabe recordar que, según El Expreso, un primo de Lautaro, en este caso, hijo de Kike Teruel, de nombre Felipe, también fue señalado por un presunto acoso por la modelo Belén Esper. “Chicas tengan cuidado y no vayan a las juntadas/afters que hacen en la casa de Felipe Teruel, el hijo de uno de los Nocheros…Estaba en el baño, tocaron la puerta y cuando salí era él, me agarró de los brazos demasiado fuerte, queriéndome arrastrar a la habitación de al lado, luego al primer piso. No sé de donde saque fuerza y logre soltarme cuando uno de mis amigos me vio y fue corriendo a ayudarme… Ojalá a ninguna le pase de nuevo, y que no pase a mayores. Que ésta gente no sea impune por tener plata o por tener un apellido importante, NO NOS CALLEMOS MÁS”, publicó Esper en su cuenta de Facebook, luego, no volvió a referirse al tema.

 

 

 

 

 

Fuente: Informate Salta