Deportes

A pesar de ser empresarios la Provincia aportará $750.000 a los hermanos Benavides

Para correr el Dakar, el mayor de los hermanos Benavides recibirá $450.000, mientras que el menor percibirá $300.000 (haciendo un total de $750.000 entre los dos), para el evento que se avecina.

El Dakar 2018 no solo se trata de subirse al vehículo y recorrer los 9.000 kilómetros que separan la largada en la Lima peruana, el próximo 6 de este mes, hasta la llegada en la Córdoba argentina, el 20 de enero. El entrenamiento general de Luciano y Kevin Benavides tienen un soporte económico que te invitamos a conocer, y para empujar a estos dos pilotos a ser protagonistas en esta edición del Rally más difícil del mundo.

En esta oportunidad, el mayor de los hermanos Benavides recibirá $450.000, mientras que el menor percibirá $300.000 (haciendo un total de $750.000 entre los dos), para el evento que se avecina. Si bien ninguno de los dos tiene erogaciones propias para competir, ya que Kevin es piloto élite por su cosecha de puntos y por ser subcampeón mundial; y Luciano, que consiguió la clasificación en la última fecha en Marruecos, llegando a la meta, sus respectivos equipos Honda y KTM, se encargan de los gastos del evento.

Según los decretos publicados por el boletín oficial, el monto recibido este año, para ambos deportistas, es de $150.000 menos en relación a lo que recibió Kevin solo, en su último paso en competencia. Vale destacar que el dinero recibido por el Gobierno será a modo de ayuda por representar a la provincia, sus perfeccionamientos con el preparador físico y psicólogo, y el traslado de los vehículos con la asistencia personal, además de la que brindarán los equipos de manera oficial.

Por otro lado y con respecto a esta especie de subvención, los créditos salteños deberán rendir cuentas sobre lo que se gastó durante los viajes en competencia, en representaciones y asesores, entre otras cosas.

El Secretario de Deportes, Sergio Plaza, le dijo a LA GACETA: “se colabora con ellos por la política del Gobernador desde 2008, que es ayudar a los deportistas y en este caso a los hermanos Benavides. Más a Kevin, que es el que tiene los máximos logros, aunque Luciano viene desde atrás con una proyección excelente, y para participar en una de las competencias más importantes del mundo y representando a Salta, merecen la ayuda”.

Duro trabajo en pos de un sueño

Aplomado, pensante y con corazón de ganador por lo hecho en su última participación, Kevin hizo foco en lo que siente sobre la competencia:»el objetivo en lo personal es salir a disfrutar, hacer lo que me gusta. Tratar de ser lo más competitivo en el día a día, y llegar lo más arriba en el podio; saldré a luchar por mi sueño, que es el Dakar», resaltó aunque su preparación fue muy exigente.

Con el ejemplo de su hermano pero con sueños propios, Luciano dio detalles de cómo afrontó la preparació para una competencia tan exigente. Contó a dónde se hizo hincapié y a dónde apuntó con los ensayos previos: «practicamos en la altura, a 5.000 metros. También duermo en una cama que te quita el oxígeno y lo vengo haciendo para estar aclimatado en ese tema».

Fuente: La Gaceta

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com