Se acaba el carretel

A 8 meses de dejar el cargo los funcionarios actuales siguen culpando a Urtubey

El Coordinador de Enlace y Relaciones Políticas de la Provincia, Pablo Outes, cuestionó la gestión provincial anterior por la deuda que le dejaron a la Provincia: "vamos a hacer una re-negociación seria, porque la idea no es dejarle una deuda al gobernador que venga", señaló.

De visita en De Buena Fuente (TV2 Salta, FM Atlántida 93.5, Salta Cable Color, Norte Visión Satelital), el ex-funcionario municipal hizo una radiografía de lo que hoy es el presupuesto provincial: «en la Provincia tenemos la consigna clara de que parte del presupuesto se tiene que ir transfiriendo al área productiva, porque de $100, $75 o $78 van a sueldos”.

“Solo $4 van a infraestructura, $7 u $8 a pago de deudas, y el resto para el funcionamiento de estado, como ser combustible, elementos para la policía y para la salud, pero tenemos ejemplos como el de San Luis que está destinando 35 pesos a sueldos y 75 a infraestructura», comparó.

Con este panorama, se refirió a una política que se viene impulsando desde el inicio de la administración a fines del año pasado: “en la concepción del gobernador no está la expulsión de gente, pero los que estén en condiciones de jubilarse, van a tener que acceder, sumado a que hay gente que tiene hasta tres empleos, compartido con el ámbito privado y no pueden justificar sus nombramientos ni horarios”.

“Estamos cerca de las 100 mil personas en el gobierno, algo que es una locura, por eso en las próximas semanas, los ministerios deberán presentar una carpeta con todas las personas que estén en condiciones de jubilarse y los nombramientos solamente serán los esenciales, porque si avanzamos en esta medida, nos ahorraríamos 400 millones de pesos mensuales, por eso en estos tres o cuatro meses vamos a tener un proceso de depuración de los ministerios, donde ya se comenzó con una reducción de 2500, ya que tenemos la idea de que lo que se destine a sueldos no supere el 50% del presupuesto”, detalló.

En otro tramo de la extensa entrevista, Pablo Outes reconoció que “Salta está cerca de los 650 millones de dólares de deuda, y sin echar culpas, la provincia nunca estuvo tan endeudada, por eso vamos a ver de renegociar los pagos de deuda de manera seria, e ir cancelando todo lo que se pueda durante nuestro gobierno, sin dejar que la tenga que pagar el gobernador que venga”.

Allí, cargó las tintas contra la gestión provincial de Juan Manuel Urtubey: “es una ‘pilleria’ dejar deuda para que pague el Gobierno que sigue, como pasó con el gobierno anterior, pero durante la campaña del gobernador ya se hablaba de los números de la provincia, y debo decir que sí hay un plan y sí hay rumbo”.

“Salta en los últimos años no ha progresado, y salimos en primer lugar solamente por pobreza a la hora en que se van a dar planes sociales y programas, porque en los últimos años se discutían cargos y elecciones en las mesas del Grand Bourg, pero nosotros queremos que la discusión sea otra, donde se discuta que vengan empresarios a invertir en la provincia o en mejorar la calidad educativa, y un programa claro de gobierno», finalizó.