La Pulga sorprendió al realizar un crudo anuncio antes de abandonar las instalaciones del Metlife Stadium, escenario en que el equipo Albiceleste cayó ante La Roja por penales.

«Ya lo intenté mucho, me duele más que a ninguno no poder ser campeón con Argentina, pero es así, no se dio y lamentablemente me voy sin poder conseguirlo», agregó el astro rosarino, visiblemente apesadumbrado.

Aunque evitó hacer un análisis futbolístico del duelo ante Chile, Messi consideró que «es increíble» que no se le dé el título a Argentina. «Evidentemente tiene que ser así, hoy nos pasó otra vez y otra vez en los penales», lamentó.

El delantero reconoció que «es un momento duro para analizar cualquier cosa» y sentenció: «Lo primero que se me viene y lo pensaba en el vestuario es que ya está, se terminó para mí la Selección. Ya son cuatro finales, no es para mí. Lamentablemente lo busqué, era lo que más deseaba, no se me dio, pero creo que ya está». la hora de hora de hablar del encuentro y del disparo que desvió en la tanda de penales, señaló: «Es una tristeza grande lo que nos volvió a pasar y encima me toca erra el penal a mí. Ellos ya habían errado y era importantísimo para agarrar diferencia».

Además, aseguró que su determinación «no tiene nada que ver» con las críticas que realizó a la AFA durante el certamen. «Hice todo lo posible y no se me dio», recalcó.

Lionel Messi debutó con la selección argentina mayor en el año 2005 y durante la presente Copa América Centenario se había convertido en el máximo goleador histórico del equipo. Con su gol de tiro libre ante Estados Unidos en las semifinales, había llegado a las 55 conquistas con la camiseta albiceleste y había superado a Gabriel Batistuta.